Libreria Diógenes

Un sábado tarde, y hasta el último minuto no sabíamos cuantos niños iban a asistir. He de decir que aunque sea para un niño yo voy y si son 100 también, por ellos y por mi pues no hay nada que como siempre digo me haga más feliz que su sonrisa.

Y vinieron, y reímos, gritamos, soñamos…. Me enamore a primera vista de muchos de ellos, tan atentos, disfrutando de cada una de las historias que contaba, cuando un grupo de peces se puede comer a uno grande pues la unión hace la fuerza, o como un establo consigue entre todos los animales que le haga caso el granjero, contar una linda poesía de Maria Luz Uribe “El reino de Papel” jugando con luces, volando junto a Clementina y tocando las estrellas de Encender la Luz.

Después firmando libros, donde los niños y papas te cuentan sus impresiones, historias donde aprecias que tus cuentos llegan al corazón de muchos, y creedme no hay mayor satisfacción.

Anuncios