Colegio Charles Dickens

2017-11-17-PHOTO-00000021

Ayer fue un día muy especial. Me esperaban los niños de tercero de primaria para hacer una actividad de cuarenta y cinco minutos en cada clase, minutos que volaron.

Les hable de Gloria Fuertes, no de sus poemas  pero si de la persona, cuando escribió su primer libro y como la castigaron por dejar en la oficina del director del periódico donde trabajaba su madre y fue publicado a las pocas semanas. Además de llenarles de poesía quería mostrar un lado humano, una forma diferente donde los niños puedan comprender que donde ves una persona “diferente” simplemente es que cada uno somos únicos y especiales… nunca se sabe si podrías tener un genio cerca de ti.

Trabajamos poemas de Raúl Vacas. Uno de mis preferidos:

Mi mamá se fue a la mar

en un barco de vapor;
con tinta de calamar
me escribe cartas de amor.

Mi mamá se fue al amor
en un barco calamar
y con tinta de vapor
me escribe cartas de mar.

Mi mamá se fue al vapor
en un barco de la mar;
con la tinta del amor
me escribe en un calamar.

También de María de la Luz Uribe, otro de mi preferidos:

Una tarde de paseo
me tropecé con un rey
magnifico y elegante
pero todo de papel.

Haciéndome una gran venía,
Este rey que me encontré
me regaló su corona,
que era toda de papel.

Me dijo: -En esta jirafa
iremos a recorrer
mi reino-. Y juntos nos fuimos.
Y era todo de papel.

Lo primero que encontramos
fue un inmenso buey,
que estaba comiendo un sapo;
buey y sapo de papel.

Después pasamos un túnel
y allí se puso a llover
gotitas de oro y plata.
Y todo era de papel.

El rey abrió un gran paragüas y yo me escondí bajo él;
No te preocupes porque todo es de papel.

Y llegamos al palacio.
Más lindo no puede ser…
Lleno de torres, campanasy princesas de papel.

Diez princesitas había,
Las diez hijas de este rey.
Todas lindas, delicadas,
pero todas de papel.

La princesita más chiquita
que se llamaba Mabel
cuidaba flores y plantas,
todas, todas de papel.

Y todas las princesitas,
tirando un largo cordel,
cerraban firme la puerta
que también era de papel.

-¿Por qué tanto cerrar puertas?,
le pregunté a mi buen rey.
Ay, hija mía –me dijo-.
Somos todos de papel.

Si alguien quiere nos arruga;
nos puede hasta romper,
o tirarnos, o quemarnos
porque somos todos de papel.

Entonces, déme –le dije-,
déme rápido un pincel, colores,
pero papel, no encontré:
todo eran flores, manteles,
sillas, mesas de papel.

Pero el rey me dio su espalda
y ahí escribí un gran cartel:
Prohibido, no se rompa,
Porque todo es de papel.

Use los cubos de Story Cubes para hacer un juego, no hicimos cuentos. Dividimos la clase en grupos y cada grupo lanzaba un dado y según la imagen el equipo contrario deberían hacer un verso, increíble. Los niños son mágicos.

Me encanta ese contacto, escuchar sus ideas, ocurrencias… vuelvo a ser niña cada vez que tengo alguna actividad.

¿El mejor de los regalos del mundo? La sonrisa que llevo cuando termino el taller, la satisfacción de hacerles feliz.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.